Ultrasonidos: breve introducción

Los ultrasonidos se utilizan en la ciencia y la tecnología para una gran variedad de aplicaciones. A continuación se describen brevemente los principios físicos de los ultrasonidos. 

Cuando se aplican ultrasonidos de una frecuencia de 20 kHz y una intensidad sonora de 0,1 W/cm² a un medio líquido, se crean diminutas burbujas de cavitación debido a la fuerte tensión alterna. Estas diminutas cavidades con baja presión interna se crean debido a la inercia del medio y a las vibraciones mecánicas inducidas. Debido a la presión externa del medio, las burbujas inestables implosionan tras un breve periodo de crecimiento bajo picos elevados de presión y temperatura. Esto da lugar a elevadas fuerzas de cizallamiento en la capa límite. Este efecto se produce sobre todo en burbujas de aire o partículas de suciedad, los llamados núcleos de cavitación. La cavitación en el agua provoca el ruido acústicamente perceptible de los dispositivos ultrasónicos de alto rendimiento.

Limpieza con un baño de ultrasonidos SONOREX de BANDELIN

Al reproducir los vídeos, acepta la política de privacidad de YouTube.

Esto se cerrará en 0 segundos

ES